En los Cerramientos de aluminio en Sant Andreu de la Barca damos mucha importancia a la emisión de dióxido de carbono, por eso buscamos que nuestros cerramientos de aluminio tengan la mejor eficiencia energética.

El doble cristal es un aislante, pero el aluminio, al ser un material conductor, deja salir parte del calor. En los Cerramientos de aluminio en Sant Andreu de la Barca usamos en las ventanas el puente térmico para evitar que se enfríe el hogar.

Lo que se intenta evitar es que la parte exterior e interior de la ventana tengan contacto entre sí. De esta forma, disminuyen las pérdidas. Para ello se utiliza un separador de plástico.

Las varillas de poliamida son las más utilizadas en estos casos. Estos materiales son resistentes, no suelen oxidar, lo que les garantiza una perdurabilidad ante las inclemencias climáticas y al paso de los años.

Cuando las temperaturas son bajas en el exterior y en el interior es elevada ocasiona el rocío, que son gotas de agua en el aluminio. La rotura del puente térmico hace subir la temperatura del interior, lo que dificulta la aparición de este tipo de condensación.

Para que una ventana cumpla con unos requisitos mínimos de aislamiento, la rotura de puente térmico tiene que cumplir con un mínimo de consistencia. Según las normativas, son 4 los milímetros de densidad.

El aluminio y la poliamida son incombustibles. El primero puede fusionarse a 660 ºC, en cambio, la segunda se fusionaría a una temperatura de 260 ºC. Los dos son incombustibles y no contaminantes.  

Las ventanas de aluminio se llevan fabricando más de cincuenta años y están en constante evolución. Actualmente, se consigue mayor calidad, un cierre más hermético y mejores prestaciones acústicas.

En Cristalerías Martorell disponemos de los mejores profesionales para tu cerramiento de aluminio. No dudes en solicitar nuestra ayuda en caso de reparaciones.